power-revolution

LA REVOLUCIÓN DEL PODER DEL CONSUMIDOR

Capitalismo Democrático. El Poder del Consumidor.

Hay algo que no entiendo, y es el poder de los accionistas sobre las empresas. ¿No deberían ser sus clientes los verdaderos decisores de las compañías? 10% en vez de un 15% de dividendo pero mejores condiciones laborales. ¿No debería ser esta una decisión de los clientes? Después de todo, somos nosotros quiénes amamos a las empresas y lo demostramos cada día gastando nuestro dinero que tanto nos cuesta obtener comprando sus productos. Y no los accionistas quiénes sólo apuestan sobre ellas.

Empecé a darme cuenta de que algo va mal hace un par de años cuando surgieron rumores acerca de Apple en China (julio de 2012. Leí varios artículos como este que me cabrearon: http://www.huffingtonpost.com/2012/03/07/apple-foxconn-scandal_n_1325930.html). En las noticias los periodistas denunciaban que mientras los dividendos seguían creciendo gracias a la disminución de los costes a costa de explotar a estos países asiáticos, las personas que trabajaban en estas empresas productoras de dispositivos de Apple se estaban suicidando o cayendo enfermos mucho más de lo normal por culpa de la presión tan brutal que Apple ejercía sobre ellos. Y yo me pregunté, pero, ¿qué demonios?

Soy cliente de Apple al menos durante los 5 últimos años. He comprado más de 5 iphones, al menos 5 ipads, varios ipods, tengo 3 apple TVs, llevo ya 4 MacBookAir, etc, etc, etc. Me encanta Apple, adoraba a Steve Jobs y su visión de la tecnología pero no entiendo por qué hacer daño a la gente a costa de darles más dividendo a los apostadores de bolsa. ¿Hacer daño a la gente para que el dividendo sea de un 15% en vez de un 10%? ¿Es que no les llega a los accionistas con un 10%? ¿Para qué una empresa como Apple que echa dinero por las orejas se deja influir por los accionistas? Para empezar, no necesita su dinero y para continuar, sus intereses van en contra de la compañía. Y eso está mal.

La gente hace grandes a las empresas pero luego muchas de ellas se olvidan de las personas por hacer caso a los accionistas. Esto no tiene sentido. Quién hace grandes a las compañías no debe ser dañado después. Debe ser escuchado. El empleado que está en la planta de producción es el que compra los iphones. ¿Es que nadie se ha dado cuenta de eso?

Y es que, con las empresas pasa lo mismo que con la política: unos pocos se aprovechan del resto. Y yo ya estoy más que harta. No puede ser que hagamos caso a los apostadores que invierten en las empresas para obtener dividendos y hacer crecer el valor de su apuesta, son estos dividendos los que controlan la empresa. ¡Y yo alucino! Pero, ¿quién hace grande una empresa? ¿Los accionistas? ¡Y una mierda! SON LOS COMPRADORES. Los clientes o usuarios somos quiénes hemos colocado a Google donde está, o los que hacemos que 9 millones de ventas sucedan durante un fin de semana y las acciones de Apple suban un 5% (fuente: Apple y Reuters).

Existe una solución. Existen los medios. Podemos resolverlo. Debemos promover el capitalismo democrático (así se llama que el consumidor tenga el poder de decisión sobre las cuestiones importantes de las empresas y la economía). Debemos unirnos todos en una nueva revolución del consumo. ¿Cómo? Construyendo, desarrollando y promoviendo empresas que apoyen y hagan caso a sus clientes antes que a sus inversores, como hace Amazon.

De momento no se me ocurre nada más, aunque dedico todo mi esfuerzo a ello…:D